10 de diciembre de 2012

La mañana más fría del año, 0 grados abajo en el pueblo, los prados completamente escarchados y los charcos helados. La niebla no deja ver más allá de la punta de la nariz. Cojo el coche y subo a la borda. A medida que voy cogiendo altura, la niebla se va disipando, de forma que desde arriba solo veo un enorme colchón blanco, ni pueblo, ni mar, nada.
Es una mañana muy especial, hoy han nacido mis sobrinos. Bienvenidos al mundo!

20121211-040544.jpg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>