Anselma

Y es que desde siempre ha habido una rana en la charca de la borda, y la hemos llamado Anselma. Evidentemente, según han pasado los años, las Anselmas se ha ido sucediendo unas a otras, pero no dejan de faltar a su cita anual. No se cuantas generaciones ha habido, pero ya unas cuantas. La Anselma de este año tiene una paciencia infinita, y se deja fotografiar bien, aunque cuando Xuma viene a tocarle las narices se larga de un salto a la charca de nuevo. Cosas de Anselmas

DSC_3139

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *