Dame un boli por favor

Y siempre nos pasa lo mismo en el trabajo, nunca encontramos un boli cuando lo necesitamos, sea para firmar una cartilla, para tomar notas o para hacer una receta. parecemos buitres, cada uno esconde su boli y no lo presta ni por asomo. Así que, hoy es día de fiesta nacional, uno de los proveedores nos ha regalado, como todos los años, una buena cantidad de bolis. Mi compañera los custodia con rigor, y los da con cuentagotas, así que estoy a la espera de que me llegue el turno para poder coger el mío :-)

Hola mundo!

Pues ya estoy en WordPress.com.

Hoy por la mañana tengo fiesta, si, cosa rara donde las haya, pero a un ofrecimiento así no se le puede decir que no.

Me iré a dar un paseo por Donosti, que para eso es una de las ciudades más bonitas del mundo, y, de paso, quizás aproveche para hacer alguna compra de última hora para mañana, y me llevaré a Xixa y Motx, que a ellas también les gusta pasear.

Y esta noche a dejar el zapato bien limpio en el salón y unos pintxos para los reyes majos, que nunca se sabe!!