Desde mi hide

Hacía tiempo que quería ponerme un poco en serio a fotografiar aves, pero, entre unas cosas y otras, el momento no llegaba. Pero, todo llega si se pone empeño y ganas. Tengo la suerte de poder vivir en un entorno privilegiado, hecho que me ha facilitado las cosas. Y he aquí las primeras tomas un poco serias desde mi hide( un escondite para fotografiar aves). Desde que les puse los comederos hasta que he podido comenzar a verlos, han pasado varias semanas, pero se ve que el frío aprieta, y necesitan comer, así que se dejan ver más. Y si, el frío aprieta,para ellos y para mi, que sentada esperando, paso un frío de narices, pero, merece la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.