La casa del abuelo

El fin de semana hemos estado en Madrid, en el congreso nacional de AMVAC,ponencias, conferencias, talleres, exposición comercial. Una verdadera locura, pero, también hemos tenido unos momentos de descanso.

Estando en Madrid un fin de semana es un crimen no salir a dar una vuelta e ir de tapas, y así, comenzando por la calle Espoz y Mina, terminamos en La Casa del Abuelo, un lugar con solera y tradición, en el que pudimos degustar unas buenísimas gambas al ajillo, regadas con la especialidad de la casa, un vino dulce al que llaman “el vino del abuelo”. La verdad, un maridaje un tanto extraño, pero como dice el refrán, allá donde fueres, haz lo que vieres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.