Más de ranas

Y es que parece que las ranas me persiguen, o yo a ellas, ya no lo tengo tan claro….Hoy una Hyla arbórea en tierras navarras. La pobre se lo ha tomado con paciencia, soplaba un viento bastante molesto, pero ha aguantado como una campeona. Gracias, anónima rana, desde hoy Gustava

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *