Más de setas

Y esta vez le toca a la amanita rubescens. Si, es una amanita,pero comestible siempre y cuando se caliente más allá de los 65 grados, que es la temperatura a la cual sus toxinas hemolíticas dejan de ser activas. Pero ojo, si no se tiene claro, mejor no cogerla ni consumirla, pues se parece a la amanita pantherina, que es muy tóxica. La verdad es que está rica, en revuelto entra muy bien, y mientras llegan los hongos, pues habrá que conformarse….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *