Retomando viejas aficiones

Y poco a poco voy retomando la fotografía, que aunque hacer una foto es como andar en bici, que no se olvida, hay que entrenar y meter horas para poder subir un puerto de montaña,para saber manejar los cambios y ajustar el desarrollo adecuado,  para que los resultados no sean de casualidad. Me gusta especialmente hacer retratos animales, me da igual perro, gato, caballo o rana( ya lo habeís visto). Y tengo la grandísima suerte de contar con dos modelos de excepción, Charlie y Tigre. Ambos llegaron a casa de casualidad, sin nosotros buscarlo, pero aquí están, sumando. Y ellos son quienes posan para que yo pueda seguir mejorando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *