Sírfido

Y es que es así como se llama este pequeño insecto, que para librarse de que se lo coman, se camufla de abeja, y va por el mundo tan campante, con su traje de rayas negro y amarillo, todo elegante, fingiendo ser lo que no es, para poder sobrevivir en la jungla que le ha tocado nacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *