una gran sorpresa

En plena era digital recibir una carta por correo postal es algo bastante poco habitual. Yo tengo habilitado el servicio de notificaciones bancarias vía correo electrónico para ahorrar papel, las facturas también me vienen en formato pdf al mail, me comunico vía teléfono o mail con mi gente, y en el buzón solo recibo un par de revistas especializadas en veterinaria.

Pero Carmen si usa el correo postal, desde siempre, y le encanta “cotillear” las oficinas de correos de los paises que visita.

Así que cuando la semana pasada vi que por la rendija del buzón  sobresalía un sobre de burbujitas, supe que era Carmen quien lo enviaba. El sobre contenía un precioso regalo en formato sello oficial de Bhután. Y porqué se acordó de mi cuando vio esos sellos? Evidente no?

One thought on “una gran sorpresa”

  1. Es cierto que siempre me ha gustado enviar cartas y recibirlas, pero hasta yo he perdido la costumbre, aunque no de mirar el buzón…. Me alegro que te hicieran ilusión :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *